martes, 6 diciembre, 2022
⏱ Artículo de 2 minutos de lectura

Requisitos que hay que tener en cuenta a la hora de contratar a un conserje

Con la llegada del verano y la demanda de servicios en diversos ámbitos laborales, las empresas de conserjes tienen que reforzar su posición dando descanso a los empleados o simplemente duplicando su plantilla.

En ese sentido, no es una mala opción considerar una carrera como conserje en el futuro y no sólo durante los meses de verano.


¿Qué es y en qué consiste un conserje?

La respuesta corta es un trabajo que abarca muchos sectores diferentes. Por ejemplo, son empleados de hoteles, comunidades de vecinos o edificios de oficinas cuyo trabajo suele consistir en ofrecer un servicio personalizado a cada inquilino o trabajador.

Sus funciones pueden incluir la recepción de información, el asesoramiento sobre el transporte y la limpieza general del edificio, así como la evaluación de las necesidades de los inquilinos y la prestación de un servicio y una asistencia adecuada.

En la actualidad se requiere al menos un título de bachillerato y experiencia en este tipo de trabajo. Para tener éxito en este sector, los conserjes deben tener vocación o afición por el trato con las personas y la realización de múltiples tareas.


Características que se esperan de los conserjes

Habilidades en servicio al cliente

Como empleados, los conserjes deben estar cualificados para satisfacer las necesidades de los inquilinos. Deben estar orientados al servicio y anticiparse a los deseos y preocupaciones. Por lo tanto, si te sientes incómodo interactuando con el público, tal vez este trabajo no sea para ti.

Características que se esperan de los conserjes


Buena comunicación

Siguiendo con el punto anterior, a los conserjes se les exige una capacidad de comunicación superior a la media. Esto significa que tu actitud, tu forma de hablar y de escuchar, se refleja en tu desempeño.

Los conserjes deben ser capaces de transmitir información necesaria de forma eficaz, sencilla y precisa.


Gestión y planificación adecuada del tiempo

Cada día en una comunidad de vecinos o un edificio de oficinas es una experiencia completamente diferente. Los conserjes realizan muchas tareas estándar, pero pueden tener que tratar con una gran variedad de personas, cada uno con necesidades diferentes.

Esto requiere una buena preparación y planificación.

La capacidad multitarea de un conserje también se manifiesta en su capacidad para gestionar el tiempo de forma eficiente.


¿Qué hay que hacer para convertirse en conserje?

No se requiere ninguna formación o cualificación especial, pero lo ideal es tener conocimientos en diversas áreas, ya que se trata de un trabajo a tiempo completo.

Conserjes en comunidades de vecinos

Gestionarás las zonas comunes, por lo que los conocimientos de albañilería, fontanería, pintura, etc. no estarán de más.

Sin embargo, los conserjes no siempre pueden resolver todos los problemas y parte de su función es transmitirlos a presidente o al administrador de finca.

Si hay problemas con la electricidad, el agua o distintas averías, es responsabilidad del conserje ponerse en contacto con las personas correspondientes para resolver el problema lo más rápido posible.

En cuanto al carácter y la ética de trabajo, los conserjes deben ser puntuales, organizados y ordenados. También deben ser flexibles en su trabajo y capaces de resolver problemas. Esto se debe a que no hay ninguna persona o supervisor al que acudir para que te aconseje qué hacer en caso de emergencia.

Además, como la comunidad de propietarios atrae a un gran número de personas, hay que ser fiable y tener las habilidades interpersonales necesarias.


Conserjes en edificios de oficinas y otras actividades

Las zonas comunes de un edificio de oficinas puede ser la parte del trabajo de un conserje que no es demasiado variada y no cambia de un día para otro.

Por otra parte, el conserje también se encarga de recibir y entregar la paquetería, así como entregar el correo.


¿Por qué utilizar una empresa de conserjes?

Las comunidades de vecinos grandes son más difíciles de gestionar debido al gran número de viviendas y propietarios, por lo que es aconsejable buscar una empresa de conserjes para gestionar toda la comunidad.

Los conserjes tienen un amplio abanico de funciones y, por su versatilidad, cubren muchas de las necesidades de los propietarios de las viviendas de una comunidad de vecinos.


Funciones y tareas de un conserje

  • Control de acceso y vigilancia de las instalaciones
  • Recepción de usuarios.
  • Mantenimiento de las zonas comunes, incluida la limpieza de escaleras, pasillos o vestíbulos, ascensores, etc.
  • Recogida y entrega del correo
  • Encender y apagar las luces y la calefacción, abrir y cerrar las puertas.
  • Notificación de las averías para que los profesionales correspondientes puedan arreglarlas y, si no, asumir estas funciones.
  • Pequeñas reparaciones de fontanería y electricidad o servicios de manitas.
  • Recogida de basuras
  • Mantenimiento del jardín

También pueden llevar a cabo tareas como la limpieza de ventanas y la poda de árboles, pero al tratarse de tareas más especializadas y permanentes, suelen ser realizadas por otro tipo de profesionales.

4.9/5 - (16 votos)
Revista CLEANEZA
❧ CLEANEZA.ES REVISTA GRATUITA En CLEANEZA, desde 2014 un equipo de redactores y colaboradores publicamos información de interés, variada y contenido útil sobre el mundo de la limpieza tanto para comunidades, como empresas o consejos para limpieza particular en el hogar. Aquí podrás encontrar valiosos consejos e información de todo tipo así como información corporativa sobre las empresas y negocios para el hogar y las personas.

0 Comments

Leave a Comment