domingo, 14 julio, 2024
⏱ Artículo de 2 minutos de lectura

Ahora es el mejor momento para empezar a ocuparse de la limpieza y lavado de los toldos

Entre las tareas rutinarias de mantenimiento, la limpieza de la estructura y la tela de un toldo es una operación muy importante. Lo es tanto por razones estéticas e higiénicas como por razones de longevidad.

Un toldo bien mantenido y limpio dura inevitablemente más que uno descuidado. La suciedad provoca problemas como moho, grietas y atascos, que impiden el buen uso del toldo y nos obligan a intervenir con un mantenimiento extraordinario mucho más difícil y costoso.


¿Con qué limpiar los toldos?

La empresa Instalación de toldos Madrid, te invita a descubrir cómo limpiar un toldo y, sobre todo, qué tipo de productos y herramientas debes utilizar para completar el proceso de lavado correctamente.


Quitar el polvo

Un primer trabajo es eliminar el polvo, sobre todo en aquellos toldos que están especialmente expuestos, donde la acumulación de suciedad es mayor.

Incluso los toldos con estructura cofre, que son excelentes para proteger la lona, requieren una limpieza y eliminación del polvo, pero también para limpiar las hojas, residuos y demás suciedad que se ha ido acumulando durante los meses que el toldo ha estado cerrado, incluso en los lugares menos visibles.

En este caso, el consejo es utilizar una escoba con mango telescópico, para poder llegar incluso a los lugares más escondidos y complicados.


¿Qué productos utilizar para limpiar toldos?

Para utilizar productos específicos para el lavado de toldos, conviene averiguar primero qué tipo de materiales se utilizan para ese toldo. Tanto para la estructura como para el tejido, en general es preferible no elegir nunca productos que sean agresivos y corran el riesgo de comprometer la integridad (física y estética) del propio toldo.

Nuestro consejo es utilizar un detergente suave, capaz incluso de higienizar la superficie. Hay que pulverizarlos sobre la superficie del toldo, dejarlos actuar unos minutos y frotarlos con diligencia antes de aclararlos.

Depende mucho del tipo de tejido del que esté fabricado el toldo que se va a limpiar, pero una solución general a utilizar es agua y bicarbonato o agua y un poco de jabón de Marsella. Se trata de productos naturales que pueden eliminar incluso las manchas más difíciles con un poco de esfuerzo.

A la hora de aclarar el toldo, como en cualquier otra tarea de limpieza y lavado, también es bueno tener en cuenta dónde nos encontramos.

¿Qué productos utilizar para limpiar toldos?En las viviendas unifamiliares se tiene más libertad de movimientos, mientras que en los pisos altos o dentro de una comunidad de propietarios, ciertamente no se puede proceder con una manguera de agua directa o con operaciones que ensucien los balcones y terrazas de los pisos vecinos.

En este caso, sin perjuicio de lo que se indique en el reglamento de la comunidad de propietarios y habiendo considerado detenidamente la conveniencia de recurrir a una empresa especializada para la limpieza de todos los toldos de la comunidad, tal vez de forma periódica, el consejo es desmontar la lona del toldo y lavarla por separado.

En algunos casos, los toldos también pueden lavarse en lavadora, a una temperatura no superior a 30°, con un número reducido de centrifugados y utilizando siempre detergentes y productos no agresivos.

Nuestro consejo en este caso, en presencia de manchas más resistentes, es intervenir manualmente antes de meter los toldos en la lavadora.


¿Cómo limpiar los toldos del moho?

Se trata de un fenómeno muy común, ya que las manchas de moho se crean con frecuencia debido a la humedad. En este caso es aconsejable utilizar un desengrasante o jabón suave; para tejidos acrílicos (o cuando lo indique el fabricante del toldo) también una solución a base de agua y lejía (siempre suave).

Lo importante es utilizar siempre esponjas no abrasivas y analizar primero a fondo todo el toldo y realizar intervenciones puntuales para casos de moho u otras manchas particulares y rebeldes.

Una vez terminada la limpieza, es importante dejar secar completamente el toldo antes de volver a montarlo o recogerlo, también para evitar favorecer la formación de humedad.

Es muy importante organizarse para limpiar y lavar los toldos con regularidad, ya que esto te permitirá aprovechar al máximo este componente de tu espacio exterior.

Recomendamos limpiar los toldos con bastante antelación al periodo en el que se van a abrir y utilizar. De este modo, cuando llegue el momento de utilizarlos, estarán perfectamente eficientes, higiénicos y brillantes.

En cualquier caso, según expertos en instalación de toldos en Barcelona, es importante evitar el uso de productos químicos agresivos, como blanqueadores, limpiadores ácidos o soluciones alcalinas, ya que pueden dañar el tejido o la estructura del toldo. Además, asegúrate de enjuagar bien el toldo después de limpiarlo para evitar que los productos químicos queden atrapados en el tejido.

4.9/5 - (63 votos)
Revista CLEANEZA
❧ CLEANEZA.ES REVISTA GRATUITA En CLEANEZA, desde 2014 un equipo de redactores y colaboradores publicamos información de interés, variada y contenido útil sobre el mundo de la limpieza tanto para comunidades, como empresas o consejos para limpieza particular en el hogar. Aquí podrás encontrar valiosos consejos e información de todo tipo así como información corporativa sobre las empresas y negocios para el hogar y las personas.

0 Comments

Leave a Comment